Chikungunya in Cuba

Zika, dengue y chikungunya y otras “conquistas Internacionalistas”

Zika, dengue y chikungunya y otras “conquistas Internacionalistas”
marzo 9, 2016 6:58 am·

Lawton, La Habana, Juan González, (PD) Desde el viejo afán por ganar a
toda costa y a todo costo créditos mediáticos, el Cartel Totalitario
castrista, desde que comenzó la noche oscura en 1959, se ha esforzado en
promover aquello que se llamó “internacionalismo proletario”.

Lo que comenzó con el entrenamiento a jóvenes terroristas ávidos por
crear, “…dos tres muchos Viet Nam” y por superarse y llegar a ser (odio
mediante) “…frías y eficientes máquinas de matar”, ha derivado en la
actualidad en el envío al África, a zonas de América del Sur y América
Central, Asia y a cualquier rincón del mundo en que paguen lo adecuado,
a profesionales de salud cubanos mal pagados, mal nutridos y tan
privados de derechos como el resto de la población.

Tanto ellos, como como tantos otros africanos, latinoamericanos,
asiáticos etc., presentes a lo largo de tantos años entre nosotros, sin
el trámite olvidado de la cuarentena, trajeron a Cuba padecimientos y
endemias desconocidas en nuestro medio. Estas llegaron hasta nosotros en
virtud del ya mencionado “internacionalismo proletario” y del hoy
presente clientelismo pragmático.

Como parte de las conquistas, aunque para el caso, revolucionarias, el
Cartel castrista convirtió la Isla en un gigantesco y antihigiénico
basurero. La educación, la urbanidad y la moral colapsaron y para su
detrimento, se profundizó en una instrucción tecno-científica sin
valores morales y ciudadanos. La “moral socialista” se impuso y con ella
la falta de valores y la degradación del pueblo y la sociedad cubana.

El Cartel Totalitario castrista alega que promueve e implementa
servicios sociales como la educación y salud gratuitas y a partir de
esto se afirma en imponer un modelo de partido único y elección
indirecta. No se respetan los derechos ciudadanos y se suelen hacer
declaraciones con la exigencia de que el respeto a la libertad de
asociación, “politiza” lo articulado en la Declaración Universal de los
Derechos Humanos.

Lo cierto es que el responsable directo y absoluto de las situaciones
epidemiológicas que amenazan a la Isla es el régimen militar que
destruyó las infraestructuras existentes en Cuba antes de 1959. Con solo
perseguir mosquitos en remedo a como Mao Zedong en su momento persiguió
gorriones, no se resolverá la situación de amenaza epidemiológica.

Para ello, habría que sanear la Isla, eliminar vertederos, reestructurar
los servicios públicos de limpieza y recogida de basuras, la red de
acueductos y alcantarillados, restablecer la venta de insecticidas, de
productos de aseo e higiene y por último, limitar la acción del Cartel
Totalitario en los escenarios endémicos mundiales, así como también la
entrada en la Isla de potenciales vectores transmisores de estas pandemias.

En 1901, gracias al trabajo tesonero de Carlos J. Finlay, la fiebre
amarilla fue erradicada de La Habana y en pocos años se volvió rara en
el Caribe. Sin embargo, hoy día las poblaciones no-vacunadas en muchas
naciones en desarrollo del África y Sudamérica continúan en gran riesgo.

No se trata tan solo de eliminar al transmisor y de esta forma eliminar
la cadena, elimínese la causa o las causas y entonces habrá resultados
valederos. En Cuba siempre hubo mosquitos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que la fiebre amarilla
afecta en la actualidad a unas 200.000 personas cada año y mata a 30.000
de ellas, en poblaciones no-vacunadas.

En fin, cuando se restablezcan las condiciones ambientales y
epidemiológicas destruidas por el Cartel Totalitario castrista y se
limite el contacto con las fuentes de las fiebres hemorrágicas virales,
presentes de forma regular en África y América del Sur, habrá solución
casi inmediata.

Hoy día, seguimos bajo la amenaza latente de la fiebre de Lassa, la
fiebre hemorrágica Marburg, el Ébola, la fiebre hemorrágica argentina,
la fiebre hemorrágica boliviana, la fiebre hemorrágica brasileña, la
fiebre hemorrágica coreana, la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, el
dengue hemorrágico, la enfermedad de Kyasanur y la fiebre hemorrágica de
Omsk, entre otras.

Cada una de las pandemias y endemias expuestas son básicamente
“conquistas revolucionarias”, ¡librémonos cuanto antes de ellas! De las
conquistas, por supuesto.
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González

Source: Zika, Dengue Y Chikungunya Y Otras “conquistas
Internacionalistas” | Primavera Digital –
primaveradigital.net/zika-dengue-y-chikungunya-y-otras-conquistas-internacionalistas/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *